Ciclovias Emergentes
Ciclovías Emergentes para el Estado de México.
13 julio, 2020
¿Municipios del EdoMex cumplen en transparentar la información relacionada con COVID-19?
5 agosto, 2020

Análisis del Estudio sobre la Calidad de la Ciudadanía en el Estado de México

Estudio Calidad de la Ciudadanía en Estado de México

Análisis del Estudio sobre la Calidad de la Ciudadanía en el estado de México 2018 a la luz del Modelo de Gobierno Abierto.

Como parte de una expresión de la sociedad civil organizada, Tendiendo Puentes AC, integrante del Núcleo de Sociedad Civil de Gobierno Abierto en el Estado de México, representado en el Secretariado Técnico Local por nuestro compañero Daniel Cervantes, se congratula de la presentación del Estudio sobre la Calidad de la Ciudadanía en el estado de México 2018.

Para iniciar, es conveniente retomar la definición de “Ejercicio local de gobierno abierto” que propone el INAI:

Su “objetivo es propiciar e incentivar la adopción, implementación y evaluación sistemática de prácticas de gobierno abierto en las entidades federativas y los municipios, para la solución de problemas públicos de alto impacto. La base de la iniciativa es el establecimiento de espacios permanentes de diálogo (Secretariados Técnicos Locales) en los que la sociedad y el gobierno definen en conjunto qué alternativas deben instrumentarse por medio de un Plan de Acción Local para dar solución a diversas necesidades”.

Por ello, el Estudio que hoy se presenta sirve de insumo para identificar fortalezas y áreas de oportunidad frente a amenazas o debilidades estructurales tanto políticas, como administrativas o sociales y con ello co-crear gobierno y sociedad civil, propuestas de mejora de acción, atendiendo el modelo de gobierno abierto, y que mejor garante, que el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de México y Municipios (INFOEM), para propiciar escenarios virtuosos que resuelvan problemáticas y complejidades en la ruta que se plantee para la implementación de compromisos activos o proactivos, bajo la atinada conducción de la Comisionada Presidenta Zulema Martínez y del Comisionado Gustavo Parra.

El estudio inicia señalando que “el correcto funcionamiento de un sistema democrático depende del acuerdo y apoyo ciudadano y, en consecuencia, requiere de un clima de confianza social y de cooperación”.

Tradicionalmente se señala que la ciudadanía es un conjunto de derechos y obligaciones (deberes) que adquirimos cuando cumplimos 18 años y que se corona cuando obtenemos nuestra credencial para votar como símbolo de una madurez mental y emocional, para tener conocimiento de la consecuencia de nuestras decisiones y acciones, entre ellas, el ejercer el derecho al sufragio.

Pero la ciudadanía va mucho más allá de una cualidad individual, trasladándose a un sentido de pertenencia social en el cual el bien común está por encima de los propios intereses de un beneficio individual o de grupo.

En el Estudio se señala que “La visión de ciudadanía es maximalista, trasciende el ámbito legislativo e incluye las prácticas, los sentimientos y los valores que experimentan los individuos y que se traducen en prácticas sociales determinadas. Así, el estudio se indica, parte de la idea de ciudadanía integral del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) teniendo como base para desarrollar los siguientes indicadores de su calidad”:

  1. Estado de derecho y acceso a la justicia.
  2. Vida política.
  3. Sociedad Civil
  4. Vida Comunitaria
  5. Valores

Los cuales ya han sido expuestos atinadamente.

Por lo que extraeré algunos puntos, como el de la definición de participación ciudadana: “como aquella que involucra formas directas mediante las que los ciudadanos ejercen influencia y control sobre el gobierno” Desde esta perspectiva, los ciudadanos pueden intervenir en los asuntos de interés colectivo a partir de la creación de espacios públicos donde se debaten, deciden y vigilan las políticas y acciones del gobierno. En esta dimensión el estudio mide, los mecanismos de participación, que van más allá de la política partidista electoral, con los que cuentan los ciudadanos y su uso para ejercer un control social de sus representantes y gobernantes.

En este contexto, el Modelo de Gobierno Abierto nos ayuda de crisol y plantear en positivo que, el individuo habría de: recobrar el sentido de pertenencia social en su comunidad, ya sea de cual orden administrativo territorial, asimismo, a contribuir a revertir el sentido de eficacia política baja del ciudadano, a motivar su participación, cuando el mismo, conoce y reconoce que su esfuerzo en tiempo y recursos invertido para dar respuesta a un tema de interés común rinde frutos. Esta acción de manera clara y directa promovería la cultura de responsabilidad de los políticos quiénes son alentados por su electorado a abrir más espacios de co-creación de una política pública, en tanto los ciudadanos identificarían en sus gobernantes una genuina vocación de servicio público en favor de sus gobernados.

Bajo este esquema de modelo abierto, existen dos formas de trabajo colaborativo sociedad gobierno:

  • Mediante el establecimiento de un Compromiso Activo que surja de común Acuerdo en el seno del Secretario Técnico Local, que sea puntual, realizable, relevante y medible; y
  • Un Compromiso proactivo, qué atendiendo los principios del anterior, sea una Institución la que, por voluntad propia, plantee la solución de una problemática haciendo uso del Modelo de Gobierno Abierto.

En este contexto se observa en los resultados del estudio en materia de:

Estado de Derecho

El estudio arroja que “Dos tercios de los mexiquenses que han sido atacados directa o indirectamente no han denunciado el delito. Por lo cual sugerimos que la autoridad en materia de seguridad y procuración de justicia impulse mecanismos de compromisos proactivos que contribuyan a disminuir la ausencia de denuncia, ya que la denuncia es el primer eslabón para establecer justicia, así como de impulso a compañas creativas de cultura de la legalidad. Ello contribuiría a revertir en palabras del estudio “la percepción ampliamente negativa acerca del papel del Estado en la procuración de justicia. Esta situación vulnera gravemente la legitimidad de las instituciones de seguridad y justicia, así como la consolidación de un Estado de derecho democrático.

Por lo que concierne a la participación política electoral y partidista.

Las variables relacionadas con actitudes y valores —satisfacción con la democracia, la confianza en el INE, eficacia política (es decir, la creencia de que uno es eficaz cuando participa en política y que por ende el gobierno responderá nuestras demandas) tampoco tienen efecto sobre la participación electoral. Este último dato tiene implicaciones importantes, pues sugiere que el ciudadano en el Estado de México vota independientemente de que piense que su voto tendrá un resultado específico o de que su participación tendrá efecto sobre los gobernantes.

Por lo que estamos seguros, de que implementar el Modelo de Gobierno abierto, podrá iniciar el proceso de involucramiento eficaz de los ciudadanos y resolver eficientemente una determinada problemática que conlleve a revertir el abstencionismo en el mediano plazo.

Por lo que atañe a Sociedad civil

De los datos que indica el estudio en cuanto a los “tipos de participación política no electoral en la que se involucran los mexiquenses” así como la “frecuencia de su participación”, los cuales son muy bajos, se confirma la imperiosa necesidad de brindar a los mexiquenses espacios de participación ciudadana, no partidista, fundamentados en metodologías claras, que logren con éxito mejoras de cambio en asuntos públicos de beneficio común.

Es muy interesante subrayar que, aun cuando los jóvenes de 18 a 29 años son quienes menos participan electoralmente, no es así con otro tipo de actividades políticas. En este caso, con excepción de asistencia a reunión de cabildo, marchas de protesta y bloqueo, en todas las demás actividades incluidas en el cuadro 17, los jóvenes tienen un porcentaje mayor de activismo que los otros grupos etarios.”

En este sentido considero relevante traer de mi memoria una anécdota en materia de transparencia que habrá de ilustrar el avance en este tema, principalmente a las actuales generaciones de adolescentes y jóvenes.

En 2004, desde Tendiendo Puentes AC, realizábamos un proyecto de investigación en coordinación con la Dra Soledad Gaytán, catedrática de la UAEM, denominado “Alcances y imitaciones de los Comités Ciudadanos de Control y Vigilancia en el Estado de México, mejor conocidos por su acrónimo COCICOVIS.

El principal reto para realizar este estudio que estaba divido en varias fases algunas en campo y otros de gabinete, fue que 6 ayuntamientos del estado de México, de diferente extracción partidista, nos proporcionaran la lista de los nombres y domicilios de los integrantes de los COCICOVIS para poder entrevistarlos y conocer entre otros aspectos su perfil capacidades y habilidades para el desempeño de su encargo ciudadano. Las justificaciones que nos entregaron los servidores públicos de los Ayuntamientos por escrito en hoja membretada fueron irrisorias, desde que no servía la copiadora, no tenían fax ni correo electrónico, o que la persona que tenía la información estaba de vacaciones o que mejor nos esperamos a que entrara en vigor la Ley de Transparencia en el Estado de México, ese mismo año, para no meterse en problemas. Lo que nos llevó en ese momento, a tener que identificar letreros que anunciaban una obra pública en esos municipios y tocar puertas de vecinos en los alrededores hasta poder entrevistar a las personas integrantes de COCICOVIS. El resultado final fue un muy bajo perfil para desempeñar su función de vigilancia a obras públicas que eran desde pavimentación de calles hasta obras de infraestructura.

Por lo que toca a Vida comunitaria

Bajo la óptica de las variables de PNUD considerada como indicadores para el presente estudio, el modelo de gobierno abierto se situaría principalmente en el punto 4.-Vida comunitaria., para el cual el Estudio menciona que “La esencia de la democracia y de la ciudadanía activa es la vida comunitaria, en la que los individuos intentan resolver de manera conjunta y solidaria sus necesidades. La actividad comunitaria involucra esfuerzos colectivos para resolver problemas sociales en la comunidad, que pueden ser asuntos sobre la educación de los niños, el mejoramiento de las calles o la protección del medio ambiente, por citar algunos.

Para el desarrollo de esta dimensión generalmente hacen falta cohesión social y confianza interpersonal. Cuando existen dichos factores, la acción colectiva se vuelve más sencilla y los ciudadanos recurren con mayor frecuencia a la resolución de problemas comunitarios en conjunto con sus pares.

Él estudió manifiesta que “Un factor crucial para el desarrollo de una ciudadanía participativa es el involucramiento activo de las personas en la vida de sus comunidades. Numerosos estudios apuntan a la importancia de la participación de los ciudadanos en las agrupaciones y los esfuerzos colectivos que se organizan con el objetivo de mejorar la calidad de vida y resolver problemas de la comunidad (Putnam, 2000; Alexander et al., 2010; Klesner, 2009).

Una primera pregunta concerniente a los niveles de participación de los ciudadanos en la vida comunitaria y que tiene que ver con la membresía en organizaciones civiles, los resultados muestran que la gran mayoría de los mexiquenses nunca han pertenecido a agrupaciones estudiantiles, profesionales, culturales o comunitarias.

Respecto a los esfuerzos para resolver problemas colectivos el modelo de gobierno abierto, esta demostrado desde que fue retomado por diversas agrupaciones en el orden nacional y local, es que contribuye a potencializar la acción colectiva y la cohesión social.

Por lo que corresponde a Valores democráticos

En el estudio encontramos que, si bien la mitad de la población mexiquense considera que un gobierno democrático es la mejor forma de gobierno (página 83)  Los resultados sugieren que la mayoría de los ciudadanos en la entidad le da un peso primordial a la voluntad de la gente que a veces se concibe en contraposición con la labor de los políticos profesionales: 70 % prefiere estar representado por un ciudadano que por un político profesional (muy/algo de acuerdo), 65% considera que la gente, y no los políticos, debe tomar las decisiones más importantes de política pública (muy/algo de acuerdo).

Es de destacar los resultados en la pregunta “La gente, y no los políticos, deben tomar las decisiones más importantes de política pública”, 65% mantiene preferencia, si sumámosla respuestas muy de acuerdo y algo de acuerdo.

Asimismo, en las variables de este segmento conforme a la gráfica 26 “Nivel de confianza en instituciones y organizaciones políticas y sociales” podemos encontrar que las organizaciones no gubernamentales gozan de un nivel de confianza alto, situándose en un cuarto lugar por debajo de los Maestros, Ejercito e Iglesia, de entre 19 actores. En tanto el gobierno del estado se sitúa en el lugar 13 y el gobierno del municipio en el 14 y partidos políticos en el lugar 18.

Por lo anterior, tendiendo como diagnóstico el Estudio sobre la Calidad de la Ciudadanía en el Estado de México 2018, y si se atiende de manera puntual la metodología de Gobierno Abierto, se puede vislumbrar una sensible contribución al Fortalecimiento de la Democracia en el Estado de México, cimentada en la confianza y voluntad entre sociedad y gobierno.

En palabras de Octavio Paz:

“La democracia no puede ser sino una conquista popular.

Quiero decir, la democracia no es una dádiva, ni puede concederse, es menester que la gente, por sí misma y a través de la acción, la encuentren, y en cada caso, la invente.”

Autores:

Tendiendo Puentes AC

Enrique Serrano Arenas

Jessica Rojas Alegría

Jorge Serrano Arenas

Julio 2020

Ir a la barra de herramientas